EL GATO- Un animal mágico

Uno de los animales más misteriosos y enigmáticos son nuestros amigos los gatos. Desde el antiguo Egipto ya se le veneraban como dioses, considerándoles protectores de la familia. El nombre egipcio de gato era "Miw" (que significa ver). De hecho los egipcios colocaban estatuas de gatos fuera de sus casas para impedir la entrada de espíritus malignos pues creían en su poder mágico y protector, ya que consideraban que el gato "todo lo ve".

Elevados a la categoría de deidad: Bastet, la diosa gata, era representada a menudo como una mujer con cabeza de felino o como un gato sentado con un pendiente de oro. Diosa de la música, de la danza, de la alegría, protectora de la maternidad y de los niños; se la consideraba una divinidad solar y lunar; rasgos tomados por el comportamiento del animal: por su gusto por los rayos del sol y por su capacidad de moverse en la noche.

En Grecia se los consideraba atributo de la diosa Diana y en la mitología nórdica, el carro de la diosa Freya estaba tirado por felinos.